miércoles, 30 de noviembre de 2011

Tutorial: ¿Quieres un velo Birdcage para tu boda?


Si os gusta el estilo vintage de la novia que vemos en la fotografía
y no encuentras ningún velo que acabe de convencerte para tu boda. 
¿Por qué no te animas y te haces tú misma 
un velo Birdcage como éste?

Sé que mi seguidora Cristina (su blog Una boda original
se fascina por estos tocados,
así que este tutorial quiero dedicárselo a ella... 
Estoy convencida que este DIY le va a servir muchísimo.

Empezamos, así que necesitamos...


 Cuando recortéis la red hacerlo justo por los nudos 
para después poder pasar la aguja...



A mí me encanta, y se puede personalizar tanto variando
los colores como los complementos...

¿Qué os ha parecido?

Fotos Oncewed.

martes, 29 de noviembre de 2011

¡Showroom con Jordi Dalmau!


Seguro que much@s de vosotr@s al ver las imágenes de ayer ya sabíais de qué diseñador se trataba. Pues sí, estábais en lo correcto. El diseñador catalán JORDI DALMAU, me ha dado la oportunidad de conocerlo en persona y de probarme sus magníficos vestidos de novia, que parecen salidos de un maravilloso cuento de hadas.

Pude escoger los vestidos nupciales que me probaría más tarde. María (de Voos Atelier) me esperaba con el catálogo en mano...y escogimos juntas los vestidos más espectaculares de Enigma, su Colección nupcial para 2012. 
Para las pocas personas que no conozcan la marca Jordi Dalmau Novias, simplemente decir que sus novias son especiales, con un carácter atrevido y con ganas de innovar en el mundo nupcial. Sus vestidos destierran un poquito el color blanco para novias dejando lugar a rojos, verdes, platas, dorados y este año, como novedad, ha introducido en su colección el color azul. Un azul klein que entrelaza con tejidos muy ricos, texturas distintas, tules quilométricos, pedrerías ideales... simulando las olas y el romanticismo del mar.

Arrecife, el primer vestido nupcial que me probé. Un diseño espectacular donde el modelo original se acaba transformando el 3 trajes para el día de la boda. Desde una interminable falda de escamas en color plata... pasando a una falda larga transparente... y, finalmente, queda en un minivestido donde la falda llena de plumas da una feminidad infinita a la novia. Que decir del detalle de la espalda, donde volvemos a épocas anteriores cuando los corsets se apretaban realzando el busto de la mujer y donde Jordi deja al descubierto la espalda femenina.

































Coralina, el segundo vestido nupcial de Jordi Dalmau que tuve la oportunidad de probarme. A simple vista no fue uno de los que me impactó pero... una vez puesto, me enamoró. Los tonos azules junto con el tul y la pedrería que os contaba al principio eran un tándem fantástico. Los 150 metros de tul de la falda se desvanecían dejando paso a un vestido nupcial fuera de lo común pero... que cualquier novia querría lucir.































Tengo que agradecer a Jordi y a Mónica (su mujer) 
por haber aceptado mi locura transitoria 
y permitirme hacer este genial Showroom 
en el que disfruté como una niña con vestidos nuevos.


Gracias también a Joan Tudó (podéis ver más fotos en su blog)
porque sin él estas fotografías dignas de una portada de Vogue (como él dice) no hubieran sido posibles.

¡MIL GRACIAS!

Fotos Joan Tudó.
Blogging tips